Cargando...
CGBS Cuadros Grupo Banco Sabadell

Actualidad

Ibercaja prepara la salida de hasta 600 empleados mediante un ERE

Lunes, 20 de marzo de 2017

La aplicación del expediente afectaría al 10% de la plantilla, según publica hoy EXPANSIÓN en su edición impresa. Desde que compró Caja 3, la entidad ha realizado un ajuste laboral por año, que en total ha causado la salida de 830 empleados.

Los anuncios de ajustes laborales en la banca se han convertido en un goteo constante, haya o no fusiones. El sector prácticamente ha aprendido a vivir con ello.

La siguiente de la lista puede ser Ibercaja, décima entidad española por volumen de negocio y la novena por volumen de activos.

La cúpula de la entidad, con sede en Zaragoza, está estudiando la presentación de un expediente de regulación de empleo que afectaría a un número comprendido entre los 500 y los 600 empleados, aproximadamente el 10% de la plantilla actual, según ha podido saber EXPANSIÓN. No se trata de la única, pero sí de una de las fórmulas que barajan sus responsables para lograr mejorar más rápidamente la rentabilidad del balance.

"Ibercaja no descarta la opción de aplicar un nuevo ERE durante los próximos años. Se trata de un escenario razonable y posible", señalaron ayer fuentes oficiales de Ibercaja. De activarse este plan, el planteamiento sería alargar el periodo de ejecución a lo largo de dos o tres ejercicios, según estas mismas fuentes.

La decisión de iniciar o no la negociación de un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) -y, por supuesto, su alcance- dependerá de las circunstancias de mercado que afectan a la actividad del banco, como la demanda de crédito, los niveles de tipos de interés y el grado de intensidad de competencia comercial de sus rivales.

En 2013, Ibercaja anunció la adquisición de Caja3 y la absorbió un año después. Para ello contó con ayudas públicas. Caja 3 está integrada por Caja de Ahorros de la Inmaculada (la otra gran entidad local aragonesa), Caja Círculo Católico de Burgos y Caja Badajoz.

Desde entonces, Ibercaja no ha parado de reestructurar su plantilla, a un ritmo de un ERE por año. En 2013, el número de salidas aprobadas fueron 243; en 2014, 287; y en 2015, 300. La cifra acumulada asciende a 830 trabajadores sobre una plantilla de 5.566.

El último expediente se cubrió íntegramente a través de prejubilaciones, a las que se adhirieron empleados de 58 años o más con una antigüedad mínima de diez años en la entidad. La oferta económica ascendía al 80% del último salario neto anual más una prima adicional lineal de 12.000 euros.

Hace un par de meses, con motivo de la inauguración de una oficina en Madrid, Víctor Iglesias, consejero delegado del banco, habló de la necesidad de un recorte adicional del 10% de la red de oficinas del sector y añadió que esa cifra sería extrapolable a Ibercaja. Solo así, según dijo, la banca volverá a alcanzar un ROE (rentabilidad sobre recursos propios) del 8% y cubrirá el coste de capital, tal y como exigen los accionistas.

Salida a Bolsa

Respecto a sus planes de debutar en el mercado, la entidad oficialmente tiene todo listo y reactivará el proceso "solo cuando mejoren las valoraciones de la banca", que siguen por debajo de su valor en libros. Según Iglesias, el grupo tiene de plazo hasta 2020 para que la fundación reduzca la participación en el banco por debajo del 50%.

Mientras tanto, trabaja en la colocación de un paquete del 10% o del 20% del capital a un socio institucional, siempre y cuando se valore por encima de seis veces su valor en libros. Para darse a conocer entre los inversores institucionales, Ibercaja ha contratado a Deutsche Bank. JPMorgan sigue asesorando a la entidad.

Ibercaja amortizó el 28 de diciembre de forma anticipada el 40% de los bonos contingentes convertibles (CoCos, en la jerga financiera) recibidos del Frob cuando compró Caja 3 y por los que está pagando unos intereses del 9%. En total, el fondo de rescate inyectó 408,2 millones. El objetivo de Ibercaja sigue siendo mantener la independencia como banco y analizará participar en la subasta de BMN.

Su grado de exposición a hipotecas con cláusulas suelo es reducido comparado con otros competidores. Afectan al 10% de la cartera y proceden del negocio de Caja 3.

La crisis se ha cobrado 73.000 empleos en banca

Entre 2008 y 2015, el sindicato UGT calcula que han salido 73.000 trabajadores del sector. Desde los máximos alcanzados en pleno boom del crédito, la fuerza laboral se ha reducido un 27%, hasta 197.825 empleados. Asumiendo ajustes del 5% de plantilla e incluyendo los números ya anunciados, Ahorro Corporación calcula que se pueden producir 21.000 salidas adicionales entre 2016 y 2018. Encabezarían la clasificación Popular, BBVA y Liberbank, según sus estimaciones. Todos los bancos aseguran que el grueso de la reestructuración ya ha quedado atrás, pero al mismo tiempo advierten de que el anuncio de salidas seguirá siendo una constante por la creciente digitalización de la operativa bancaria, los solapamientos de oficinas y la necesidad de rejuvenecer las plantillas. Los bancos están contratando empleados jóvenes de perfiles nuevos, como ingenieros, matemáticos y científicos de datos, para no perder el tren tecnológico. Sin embargo, las salidas son mucho mayores que las entradas. Las condiciones generales que obtienen los sindicatos siguen siendo generosas comparado con otros sectores, aunque cada vez menos. CaixaBank, dueña de la mayor red comercial española, acaba de poner en marcha un plan de prejubilaciones para mayores de 58 años. Les ofrece seguir cobrando el 70% de la retribución fija bruta anual hasta que cumplan 63 años. En la anterior ventana, apenas hace unos meses, la oferta fue del 75%. Estos planes son recurrentes en la entidad. Es raro el año en el que no pone en marcha ninguno.

(EXPANSIÓN - 17.3.17)  Ver notícia original 

Contáctanos

Llámanos
937481307
Email
info@cuadrosgrupobancosabadell.es
Dirección
C/ Horta Novella núm. 23
08201 SABADELL, BARCELONA

CPI: 3532-0000